Just Roca i Duran     Fecha  17/10/2009 16:47 
Host: 88.11.160.226    IP: 88.11.160.226    Sistema: Windows 95


Volver al foro Responder PERSONAS ESCLAVAS QUE IMPONEN SU LIBERTAD A LAS LIBRES   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
PERSONAS ESCLAVAS QUE IMPONEN SU LIBERTAD A LAS LIBRES


Intentemos partir de cero y dejar de lado, aunque sea momentáneamente, los prejuicios que podamos tener, en lo referente a la desnudez, incluída la propia. Cuando creamos que hemos conseguido lo anterior podremos ya comparar una persona esclava con otra nudista, ambas convencidas y conformes con su condición. En algún momento ambas pueden intentar negociar mejoras desde su postura, sin perder de vista que tanto una como otra deben “respetar” a sus respectivas dueñas. En el caso de la esclavizada debe respeto a quien la posee, que es quien le da las órdenes y a quien debe infinita gratitud por permitir que siga subsitiendo, en el otro caso a cualquier persona que pueda exigirle que se cubra en su presencia. También hallaríamos paralelismos examinando otras discriminaciones, como la que puede pesar contra las creencias diferentes o la etnia, entre otras.

Si una personas esclavizada le pide a su dueña una hora para comer y además poder hacerlo en la cabaña y con su familia, la misma que la poseedora le permite tener, puede obtener una justificada negativa por parte del ésta, que le puede recordar lo cruda que es la vida y lo que le cuesta sacar suficiente rendimiento a la explotación de la que la misma esclavizada depende. La esclavizada, convencida de ser esclava, dará las gracias quien la posee y le pedirá seguir siendo su esclava, no fuera caso que empeorase su situación y la de la dueña, quien mostró de sobras su benevolencia cuando le compró un colchón nuevo en las rebajas. Además quien la posee puede decirle que no le ha gustado nada esta reivindicación porque no está bien que una esclavizada quiera imponer un tiempo tan exagerado para comer y que además el acto de comer es tan solo una cuestión de pura supervivencia, con lo que no se puede convertir en una hora de holganazería.
A la persona esclavizada, convencida y conforme con su condición no se le podrá jamás acudir la idea de convertirse en un ser libre. La dueña en cambio, y por extensión una sociedad esclavista, no podrá permitir jamás que una persona esclavizada imponga su libertad a las personas libres.

Una persona que se llame a sí misma nudista puede estar convencida que su condición exige que ella misma respete a otras personas, como familia, amistades, autoridades y resto de la sociedad en la que vive, que la educó, que le permite subsistir y que posee unos determinados valores. Por ello será sumamente cuidadosa en no imponer a tal sociedad su desnudez y a contentarse con lo que la misma pueda otorgarle, como muestra de benevolencia. Así mostrará como un enorme éxito que se haya concedido un espacio propio donde poder “practicar el nudismo”, o bien un horario en una piscina, entre otros posibles logros. La sociedad vestidista entiende que existen las personas nudistas, pero considera que éstas deben respetar el vestidismo imperante que posee unas cuantas reglas y que solo pueden expresarse en un determinado ambiente, al abrigo de miradas y sin imponer su desnudez al resto.

Cuando la esclavitud fué abolida, probablemente existieron personas esclavizadas a quienes les costó entender su nueva situación, a las cuales fué difícil adoptar el papel de personas libres e iguales y sobretodo a quienes probablemente les costó sobremanera dejar de considerarse a sí mismas esclavas, tal vez por ser ya la enésima generación esclavizada. Es lo que pasa cuando algo viene dado desde el exterior, sin que la personas esclavas hubieran hecho demasiado para conseguir una libertad que no podían ni imaginar.

Aunque la limitación de la desnudez sea un tema menor si lo comparamos con la esclavitud no deja de tener cierto paralelismo, como he expuesto.
De una sociedad vestidista no vendrá la liberación que puede desear en el fondo quien se llame naturista o nudista. De una definición que aboga que la desnudez es una “práctica” para llevar a cabo “en común” y más bien en entornos naturales y con una idea de respeto, del mismo tipo que debe mostrar la persona esclava hacia su dueña, tampoco se puede esperar liberar la desnudez.

Así como una persona esclavizada pero esclavista debería dejar de considerarse esclava y dejar atrás su esclavismo para poder imaginar y exigir su libertad, la persona que se considere naturista o nudista debería dejar de lado estos términos que acompañan y que favorecen que se mantenga su opresión, así como debería dejar de dar la razón, sea parcial o totalmente, al vestidismo (textilismo) para poder imaginar y exigir una desnudez auténticamente libre.

El “respeto” que debe sentir la persona esclavizada o la nudista no lo es en realidad. Tan solo es sumisión. El respeto auténtico debe ser mutuo.

Just Roca i Duran

15-10-2009                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 
  • » PERSONAS ESCLAVAS QUE IMPONEN SU LIBERTAD A LAS LIBRES « - Just Roca i Duran - 17/10/2009 16:47


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen
Notificar por e-mail respuestas.

Mensaje



    

Ver mi mensaje despues de insertarlo.