kolokao     Fecha  16/06/2016 19:02 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Básicamente porque puede, hombre.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Verás, el diccionario de la RAE define "poder" como "tener expedita la facultad o potencia de hacer algo"
Si tienes tal potencia, puedes hacerlo por las buenas u obteniendo ganancia.
Esta ganancia puede ser ilegal o legal. Si es ilegal, el uso del poder para ello es lo que llamamos "corrupción"

Con esto queda contestada tu pregunta. Ahora comentemos otro asunto que me sugiere tu interesante post.

Verás, resulta que esta conclusión del párrafo de antes es tan indiscutible como puramente analítica, casi tautológica... no hace falta experimentar ni invertir recursos ni nada de eso. Entonces, ¿por que esos pretendidos "científicos" que dice la revista esa (que tampoco debe ser muy científica, pues no dice quienes ni de que institución son) "inventan" todo ese tan raro como inutil proceso para revelar una obviedad?

Pues sencillamente para mentir. La clave de todo es ese último párrafo. La hijoputez en quien invade y ocupa un país y especialmente en el personal de una cárcel, es un criterio de recompensa y selección. Uno paga por ser hijoputa y selecciona a los más aptos para la hijoputez.

Si la hijoputez carcelaria o jerárquica fuese una forma de "corrupción" (es decir, de obtención de ganancias ilegales mediante el uso del poder) se llevaría en estricto secreto, sólo la harías constar documentalmente y sobre todo de manera gráfica para denunciarla por el motivo que fuera. Si te haces fotos muy contento sacandole muelas a judíos vivos no eres un corrupto, eres un hijo de puta. Y la misma existencia de esas fotos y el hecho de que las hagas es indicio claro de que no te preocupa que tus jefes lo sepan, seguramente porque sabes que lo saben.

Y ese es todo el sentido de esa chorrada de supuestos e indeterminados "científicos" y de un "Journal of Experimental Social Psychology" que parece editado por Iker Jimenez.

Muy interesante tu artículo y esperamos contar con más aportaciones tuyas.

K.

"El mal no es nunca 'radical', solo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoníaca. Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros precisamente porque se extiende como un hongo por la superficie" (Hannah Arenth, "Eichmann en Jerusalen o la banalidad del mal")                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Imagen:

https://redaccion.lamula.pe/media/uploads/bfb144b6-dbc8-45d3-af51-63df4490171d.jpg
 

Respuestas (2)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje