Tomás Navarro     Fecha  30/03/2016 13:24 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Lecciones de Palmira (Diario de Sevilla, hoy)   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
LA reconquista de Palmira por las tropas gubernamentales sirias está dando un vuelco al poder acumulado por el autoproclamado Estado Islámico, Daesh, en su acrónimo árabe. La entrada del ejército sirio en la antigua metrópoli de la Ruta de la Seda pone a Daesh a la defensiva. Palmira situada en el centro y este de Siria engloba una vasta región desértica que hace posible que quién la domine tiene a tiro de piedra los caminos que conducen a Bagdad al este y a Raqa al norte. En Raqa es donde Daesh tiene su "capital califal" y en donde el virus yihadista tiene su cepa central. Ya Damasco no debe preocuparse de ser invadida pues por Daesh.

En mayo del año pasado los yihadistas, en una ofensiva muy coordinada, lograron adueñarse de la célebre capital de la reina árabe Zenobia. Este hecho tuvo un doble eco mundial. Uno que Palmira fuese ocupada por bárbaros yihadistas que atentarían contra su patrimonio siendo como es esta urbe histórica grecolatina una ciudad protegida bajo las siglas de la Unesco. El mundo civilizado entonó un réquiem por Palmira al ver cómo los yihadistas volaban varios de sus templos y santuarios patrimonio de la humanidad. Pero no todo estaba perdido. El otro eco es el que despierta en la conciencia de los árabes civilizados el hecho histórico de que Zenobia, tras la faraona egipcia Cleopatra, fue la primera reina árabe de la historia y que puso en jaque al Imperio Romano, que a punto estuvo de provocar su hundimiento siglo y medio antes de sus definitiva caída, al menos, en Occidente. Palmira, pues, vale dos misas y el hecho de haberla reconquistado dice por sí solo que desde mayo de 2015 a marzo de 2016 la situación geopolítica en el Medio Oriente ha cambiado.

Sin duda alguna la entrada legal conforme al derecho internacional de la Federación Rusa en apoyo de la república laica siria ha sido todo un acierto a la hora de contener el avance de Daesh y Al Qaeda que han visto desde entonces su poder mermado, sus convoyes petroleros destruidos y sus posiciones, más de mil, aplastadas por la acción conjunta de la aviación siria y rusa en coordinación sobre los cielos sirios. Pero está claro que por los cielos no se consigue la victoria, sino por tierra. A estas acciones aéreas emprendidas con determinación previamente las tropas gubernamentales sirias con apoyos auxiliares de libaneses del Hezbolá y militares rusos emprendieron ofensivas terrestres. Desde Damasco y el sureste del país se tejió una pinza gracias a las retiradas yihadistas desde el norte sirio conforme el Gobierno de Damasco reconquistaba la región de Alepo y confinaba a la frontera turca por el oeste, desde la costera Latakia, a los grupos terroristas que muy desunidos entre sí ahora saborean la amargura de la derrota.

Estas victorias sellando los suministros y el estraperlo de Daesh con los turcos, pudo hacer que el Gobierno de Damasco concentrase más tropas para emprender la reconquista de Palmira. Tras cinco años de enfrentarse al yihadismo terrorista, los militares sirios han aprendido cómo hacerles frente reconvirtiendo unidades militares convencionales en grupos de operaciones antiyihadistas que en lucha no convencional han sido capaces de derrotarles en su propio terreno táctico y estratégico. Ya en 2014 la invasión yihadista de la región cristiana de Maloula y la ocupación de esta mítica ciudad de Tierra Santa donde los yihadistas asesinaron a mansalva a cuantos cristianos sorprendieron en la ciudad que guarda los santuarios y tumbas de, entre otros santos, Santa Tecla, hermana de San Pablo, hizo gritar de dolor hasta el mismo Vaticano. Recuperar Maloula costó muchas bajas al ejército gubernamental sirio. Muchos cristianos acudieron también a luchar contra los yihadistas asesinos. Pero ahí se forjó un aprendizaje militar antiyihadista entre las milicias profesionales del libanés Hezbolá y las nuevas que ya forjaba el ejército de la república laica siria. Más tarde el apoyo ruso con sus propias experiencias antiyihadistas de 30 años atrás (desde Afganistán a Chechenia) puso al servicio del alto mando sirio sus nuevas aportaciones en este campo. Para Moscú la ayuda a Siria es también propia, ya que en el país se cree que hay al menos 500 yihadistas chechenos y de otras partes del Cáucaso combatiendo junto a Daesh. Está claro que, desde la óptica militar, ahora son rusos y sirios los más avanzados para conocer cómo hay que destruir al yihadismo desde tierra, ya que conocen nuevas tácticas y estrategias no convencionales que han tenido que aprender a costa de bajas insufribles.


Las lecciones de Palmira son a tres bandas. Una: que la unión hace la fuerza y que el eje Damasco-Moscú ha sido fiable. Dos: que se puede derrotar al yihadismo desde tierra y no en exclusiva desde el aire incorporando métodos militares que neutralizan la asimetría terrorista. Y tres: que mientras Occidente deshoja la margarita y le cuelan bombas a las ciudades europeas los yihadistas caen gracias a una realpolitik de unidad contra Daesh y Al Qaeda emprendiendo a la vez acciones diplomáticas y militares conjuntas que están logrando triunfos impredecibles hace tan sólo un año atrás. Alguien en las cancillerías occidentales debería aunar lo mismo para lograr lo mismo…si es que se quiere acabar con el terrorismo yihadista.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Imagen:

http://www.vnetlibrerias.com/image/cache/data/products/PORTADA-LIBRO-SPB0141457-MAX-500x500.jpg
 

Respuestas (0)
 
  • lean sin llorar - Fabio Fuenmayor - 30/03/2016 01:14 
    • Re: lean sin llorar - lean bien - 7/05/2016 20:02 
    • » Lecciones de Palmira (Diario de Sevilla, hoy) « - Tomás Navarro - 30/03/2016 13:24 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje