kolokao     Fecha  11/04/2016 12:20 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Paradoja de Fermi   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Frank Drake, director del SETI, el proyecto de busqueda de vida inteligente, promulgo un credo de magufos con apariencia científica y racional, llamado "ecuación de Drake".

La ecuación de Drake identifica los factores específicos que tienen un papel importante en el desarrollo de las civilizaciones galacticas. Así, entiende que el numero de civilizaciones susceptibles de comunicarse en nuestra galaxia (¿para que ir más lejos, hombre?) dependerá de cuantas estrellas haya en ella, del numero medio de planetas en orbita de dichas estrellas, del porcentaje de dichos planetas que podrían albergar vida, del porcentaje esos planetas biógenos cuya vida pudiera ser inteligente (incluyendo el nivel de inteligencia del propio Drake y de Iker Jimenez, claro), y del porcentaje de estas inteligencias que tuvieran capacidad de comunicarse,amen del tiempo que llevaran intentando hacerlo.

El caracter de perogrullada de esta supuesta "ecuación" es evidente. Ciertamente habra tantas más posibilidades de contactar con inteligencias extraterrestres en tanto que más sean estas, mas listas sean, mas hagan por contactar y más tiempo lleven emitiendo señales de contacto. Un genio este Drake.

Bueno, como hemos dicho, es el director del proyecto SETI, es decir, su sueldo depende de que los crédulos en este asunto se lo paguen, su pretendida "ecuación" es puro marketing profesional.

Por otra parte, apenas pretendemos aplicar esta pretendida ecuación con un mínimo de rigor, topamos con su dificultad básica: no tenemos idea de los parámetros que intervienen ella. No tenemos idea del ritmo de formación de estrellas en la galaxia, no tenemos ni idea del numero medio de planetas que orbitaran en torno a ellas, no tenemos ni idea del porcentaje de estos planetas que podrían albergar vida (de hecho no tenemos una idea muy clara de que cosa sea "vida") ni sabemos cuanta de esta vida sera inteligente (tampoco sabemos a ciencia cierta lo que sea "inteligencia")
Mucho menos sabemos cuales de estas inteligencias estarán buscando otras en el cosmos ni cuanto tiempo llevaran haciéndolo.

Es así pues cualquier intento de usar esta mal llamada "ecuación" para determinar la probabilidad de comunicar por civilizaciones exoplanetarias requiere, en el mejor de los casos, una arbitrariedad asignando valores a los parámetros que roza con la deshonestidad intelectual y en el peor, ay el más frecuente, roza diréctamente con el delito de estafa. Baste leer "Año cero" o ver "cuarto milenio" para interpretar bien lo que estoy escribiendo.

La cuestión es que esta perogrullada (por eso lo es) ya estaba latente en la mente de los hombres desde mucho antes de que este Drake la revistiera de el ropaje pseudoformal de su ecuación, es casi intuitiva y alguien le planteo la hipótesis en Enrico Fermi, cuando estaba construyendo la bomba atómica en Los Alamos.
Fermi, que sí era un físico de verdad, dijo que eso era una chorrada, claro. Que si realmente eso fuera así, alguna de esas supeustas "civilizaciones" estaría más adelantada que nosotros en sus intentos de localizarnos y habriamos visto sus sondas, naves exploradoras o trasmisiones.
El hecho de que nonos hubieran contactado era pues señal evidente de que, o bien ales civilizaciones no existían, o de que la comunicación era imposible o de que, sencillamente, había algo en la naturaleza de las civilizaciones avanzadas que hacía que, a partir de cierto punto de desarrollo, fuesen autodestructivas.

Ya hemos dicho que el buen Fermi, a la sazón, estaba construyendo la bomba atómica, es lógico que fuera un tanto pesimista, claro.

Estos son tiempos, debido a la crisis económica y a ese desarraigo que nos produce la evolución social acelerada que denunciaba Habermas, de cierpo pesimismo existencial elevado a paradigma social... y sin embargo es tiempo de comprar año cero y que cuarto milenio sea éxito en nuestras pantallas.

Y es que quizá la supuesta ecuación de Drake y la paradoja de Fermi, como las ideas del nolano quemado en Campo dei Fiori nos cuenten más en realidad sobre nosotros mismos que sobre supuestas inteligencias exóticas.

K.

"To me, it underscores our responsibility to deal more kindly with one another and to preserve and cherish the pale blue dot, the only home we've ever known" (Carl Sagan "A pale blue dot")


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Imagen:

http://www.nasa.gov/sites/default/files/pia17170-full_0.jpg?itok=PwN0kgYA
 

Respuestas (2)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje