Juan Ballesta     Fecha  7/01/2004 12:00 
Host: No mostrado/ Not shown    IP: No mostrado/ Not shown    Sistema: Desconocido/Unknown


Volver al foro Responder AMNÉSICA EUROPA (y III)   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Este viejo continente, doliente de arteriosclerosis mental y sufriente de una población menguante que es sustituida por remesas de inmigrantes mahometanos, ya es incapaz de bastarse a sí mismo.
Hoy Europa, amnésica y enferma, está metiendo al enemigo en casa. Estamos reproduciendo, en clave bufa, la leyenda del caballo troyano. Pongo algunos ejemplos premonitorios de lo que habrá de venir. A principios del siglo XX, la población musulmana de Kosovo no alcanzaba el 10 por ciento frente al 90 por ciento de origen serbio-ortodozo. Hoy los kosovares de obediencia mahometana totalizan el 85 por ciento de la población. La enferma Europa sucumbió a las exigencias impuestas por los terroristas de la UCHK, refugiados albaneses de la tiranía del eslavonista y maoista Enver Oxda, durante décadas presidente de Albabia. De confesión musulmana y polígamos, los nuevos residentes en Kosovo desplazaron a los autóctonos eslavos y se adueñaron del territorio que los acogió. Otro tanto ha ocurrido en la todavía ciudad española de Melilla, donde los españoles de origen apenas son ya un 25 por ciento de una población dominada mayoritariamente por musulmanes. Pese a que en 1970 éstos apenas sumaban 5.000.
O pongamos el ejemplo del Libano, donde tras 8 años de guerra, se ha producido el desplazamiento de la antigua mayoría cristiana maronita. También Chipre está dividida por el 12 por ciento dela Comunidad turca. En Francia, con un 7 por ciento de su población en manos de esta gente, han surgido ya problemas sociales y políticos que no harán sino acrecentarse cuando el tesón reproductor de los musulmanes alcance sus objetivos. Estos mismos problemas de obtención de espacios vitales a la fuerza se están reproduciendo en India y Filipinas. O en Sudán, donde los enfrentamientos entre haussas y yorubas (cristianos y musulmanes), han acabado por el holocausto de los primeros.
En fin, solo un ciego no tomaría partido ante la constatación de tantas evidencias. Lo que hoy nos jugamos en Irak nos incumbe. ¡Claro que nos incumbe!. La pregunta es si esta Europa decrépita y amnésica merece tantos esfuerzos y las vidas de tantos norteamericanos. ¿Merece la pena? Cuando contemplo a mi hija, y comprendo cómo hay millones de personas dispuestas en el mundo a que su bello rostro termine enclaustrado en un trozo de tela, encuentro la respuesta.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (2)
 
  • » AMNÉSICA EUROPA (y III) « - Juan Ballesta - 7/01/2004 12:00


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje