irichc     Fecha  25/04/2003 00:50 
Host: dom11-62.menta.net    IP: 62.57.114.62    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Física estoica. La Providencia como necesidad racional.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Diógenes Laercio

Paréceles a éstos que los principios de las cosas son dos: lo que hace y lo que padece. Lo que padece es la sustancia sin cualidades, la materia. Lo que hace es la razón que hay en ella, Dios. Éste es, en efecto, eterno, y plasma cada cosa por medio de aquélla toda. Sienta esta tesis Zenón de Citio en el Sobre la sustancia.

Calcidio

Los más, sin embargo, distinguen la materia de la esencia, como Zenón y Crisipo. Dicen que la materia subyace a todas las cosas que tienen cualidades, pero que la esencia es la materia primera de todas y el más antiguo fundamento de las mismas, sin rostro y sin forma por su propia naturaleza, como, por ejemplo, el cobre, el oro, el hierro y los demás metales semejantes son materia de aquellas cosas que con ellos se fabrican, mas no su esencia. Pero, en realidad, lo que es causa de que tanto éstas como las cosas existan, es la sustancia.

Estobeo

De Zenón: "La sustancia es la materia primera de todos los entes; toda ella es eterna, y no crece ni decrece. Pero sus partes no siempre permanecen iguales, sino que se dispersan y se concentran. Por medio de ella se difunde la Razón del Todo, a la que algunos llaman Destino, como la simiente en la procreación".

Epifanio.

También éste [Zenón], al afirmar que la materia tiene la misma edad que Dios, opina igual que las otras sectas: que hay un Destino y una génesis por la cual todas las cosas son regidas e influidas.

Calcidio

Los estoicos opinan que Dios es, sin duda, lo que es la materia o también que Dios es una cualidad inseparable de la materia y que él mismo transita a través de la materia como el semen a través de los órganos genitales.

Calcidio

Dice luego Zenón que esta misma sustancia es finita y que la sustancia es una sola y común a todas las cosas que existen, divisible y en toda ocasión mudable, que sus partes sin duda se transforman pero no pueden perecer, de manera que de existentes acaben en nada. Pero considera que, así como no hay forma ni figura ni cualidad alguna en absoluto propia de las innumerables figuras de cera diferentes, así tampoco la hay propia de la materia, fundamento de todas las cosas, aunque ella se encuentre siempre unida e inseparablemente vinculada a alguna cualidad. Y, puesto que está tan exenta de nacimiento como de muerte, porque no empieza a existir a partir de lo que no existe, ni se ha de consumar en la nada, no le falta desde la eternidad el espíritu y el vigor que la mueve racionalmente, a veces toda entera, en ocasiones por partes, a fin de que sea causa de la tan frecuente como impetuosa transmutación universal. Aquel espíritu motor no será naturaleza sino alma, y racional por cierto, lo cual, al vivificar el mundo sensible, lo habrá ordenado con esta hermosura que ahora lo hace resplandecer. A este mundo lo llaman, por eso, animal feliz y dios.

Diógenes Laercio

Derramado, sin embargo, fuera de él [del Todo] está el vacío infinito, que es incorporal. Llamo "incorporal" a lo que es limitado por los cuerpos pero no los limita. Dentro del universo no hay, pues, vacío alguno.

Estobeo

Paréceles a Zenón, Cleantes y Crisipo que la sustancia se transforma en fuego, el cual es una especie de simiente y que, a partir de éste, nuevamente se lleva a cabo la reconstrucción del mundo, tal como antes existía.

Arnobio

Quien amenaza al mundo con el fuego y con la llegada de un tiempo en que ha de arder, ¿no cree a Panecio, a Crisipo y a Zenón?

Fragmentos sobre Zenón de Citio.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (4)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje