irichc     Fecha  14/02/2003 10:33 
Host: dom6-31.menta.net    IP: 212.78.157.31    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Lao Zi. Fragmentos del Tao.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
El curso que se puede discurrir no es el curso permanente.
El nombre que se puede nombrar no es el nombre permanente.
Sin nombre es el origen del cielo y de la tierra.
Con nombre es la madre de todos los seres.
Por eso,
en la nada permanente se vislumbrará su misterio,
en el ser permanente se vislumbrará su límite.
Ambos brotan de lo mismo, aunque tienen distinto nombre.
Juntos significan oscuridad.
Oscuridad y oscuridad, puerta de todos los misterios.

...

Todos bajo el cielo reconocen la belleza de lo bello, luego la fealdad.
Todos reconocen la bondad de lo bueno, luego la maldad.
Por eso,
el ser y la nada se generan uno a otro,
lo difícil y lo fácil se completan uno con otro,
lo largo y lo corto se forman uno de otro,
[lo alto y lo bajo se vierten uno en otro,
el sonido y el tono se armonizan uno con otro.
Así, el santo
permanece en estado de inacción,
practica la enseñanza sin habla,
y todos los seres se crean sin que él los origine.
Los genera sin tenerlos por suyos.
Los realiza sin ufanarse.

...

Si no prefieres los hombres de talento,
el pueblo no rivalizará.
Si no aprecias los bienes inasequibles,
el pueblo no robará.
Si no exhibes nada deseable,
la mente del pueblo no se turbará.
Así, en su gobierno, el santo
vacía las mentes,
llena los vientres.
debilita las voluntades,
fortalece los huesos,
para que el pueblo carezca siempre de saber y de deseos,
para que los sabios no osen actuar.
Actúa sin acción,
y nada hay que no regule.

...

El curso es vacío que mana,
mas su uso no alcanza plenitud.
Abismal,
diríase el antepasado de todos los seres.
Mella lo agudo,
deslía lo enredado,
templa lo luminoso,
se confunde con el polvo.
Profundo,
diríase perpetuo.
No sé de quién es hijo,
parece anterior al emperador [del cielo].

...

El cielo y la tierra no son humanos,
tratan a los seres como perros de paja.
El santo no es humano,
trata a los hombres como perros de paja.
El espacio entre el cielo y la tierra
¡cómo se asemeja a un fuelle!
Vacío, no queda exhausto.
En movimiento, exhala sin cesar.
Las muchas palabras pronto se agotan;
más vale guardar el centro.

...

El cielo perdura, la tierra permanece.
Lo que hace que el cielo perdure y la tierra permanezca
es su no perpetuarse.
Así, su vida es perpetua.
Por eso, el santo
se pospone y, por ende, se antepone;
se desprende de sí y, por ende, subsiste.
¿Acaso no es su desinterés
lo que constituye su interés?

...

Más vale detenerse
que perseverar y excederse.
No puede conservarse por siempre
lo que se afila sin cesar.
No hay quien sea capaz de guardar
una sala llena de oro y jade.
Atraerá el desastre
el rico y noble, si soberbio.
Cumplida la obra, retirarse:
tal es el curso del cielo.

...

Treinta radios convergen en el cubo de la rueda,
mas en su nada
radica la utilidad del carro.
Se labra el barro para hacer vasijas,
mas en su nada
radica la utilidad de la vasija.
Se horadan puertas y ventanas para hacer un aposento,
mas en su nada
radica la utilidad del aposento.
El ser es lo práctico,
la nada es lo útil.

...

Honra la humildad como algo inquietante.
Aprecia el infortunio como a tu propia persona.
¿Qué significa honrar la humildad como algo inquietante?
Honrado lo humilde,
inquietarse si obtenido,
inquietarse si perdido.
Eso significa honrar la humildad como algo inquietante.
¿Qué significa apreciar el infortunio como a la propia persona?
Si tengo infortunio,
es por tener persona.
Si no tuviera persona,
¿qué infortunio tendría?
Por eso,
quien honra cuanto hay bajo el cielo como a su propia persona
es digno de que se le confíe cuanto hay bajo el cielo.
Quien ama cuanto hay bajo el cielo como a su propia persona
es digno de que se le encomiende cuanto hay bajo el cielo.

...

Alcanzando el extremo vacío,
manteniendo la profunda quietud,
juntos pululan todos los seres,
y yo contemplo su regreso.
Sí, los seres brotan profusos,
y cada cual regresa a la raíz.
El regreso a la raíz es la quietud,
la quietud es la restitución del mandato,
la restitución del mandato es lo permanente,
conocer lo permanente es iluminación.
No conocer lo permanente es nefasta insensatez.
Quien conoce lo permanente es comprensivo;
comprensivo, luego imparcial;
imparcial, luego rey;
rey, luego cielo;
cielo, luego curso;
curso, luego perpetuo;
y hasta el fin de su vida permanece libre de peligro.

...

Del rey más eminente, los súbditos sólo conocen la existencia
Inferior es el amado y alabado.
Inferior aún, el temido.
Inferior aún, el despreciado.
Cuando falla la fidelidad
aparece la infidelidad.
Cavila, pondera sus palabras.
De la obra cumplida, de la labor acabada,
las gentes dicen: "Así es por nosotros".

...

Prescinde de la sabiduría, abandona la inteligencia;
el pueblo se verá cien veces más beneficiado.
Prescinde de la humanidad, abandona la justicia;
el pueblo recobrará la piedad filial y el amor paternal.
Prescinde de la maña, abandona la ganancia;
ladrones y bandidos desaparecerán.
Estos tres consejos son de insuficiente enseñanza,
por eso añado:
manifiesta simplicidad, abriga integridad;
reduce tus intereses, disminuye tus deseos.


Lao Zi. Libro del curso y de la virtud (Tao Te King).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje