irichc     Fecha  21/02/2003 01:00 
Host: dom6-31.menta.net    IP: 212.78.157.31    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Leibniz. La sustancia.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Extensión y sustancia

Suponiendo que los cuerpos sean sustancias puede inferirse que la sustancia corpórea no consiste en la extensión ni en la divisibilidad; pues se admitirá que dos cuerpos remotos entre sí, por ejemplo dos triángulos, no constituyen realmente una sustancia; supongamos ahora que se aproximan entre sí hasta formar un cuadrado; ¿los convertirá el mero contacto en una sustancia? Creo que no. Ahora bien: toda masa extensa puede ser considerada como compuesta de otras dos o de otras mil; seguimos teniendo meramente extensión por contacto. Así, nunca hallaremos un cuerpo del cual podamos decir que es verdaderamente una sustancia. Siempre será un agregado de muchas. O mejor dicho, no será un ser real, pues las partes que lo componen están sujetas a la misma dificultad... Pero también la noción general de sustancia individual... prueba lo mismo. La extensión es un atributo que no puede constituir un ser completo; ninguna acción y ningún cambio puede derivar de ella. Expresa meramente el estado presente, pero no el futuro ni el pasado, como debería hacerlo la noción de una sustancia. Cuando se han unido dos triángulos, no podemos determinar cómo llegó a producirse su conjunción.

Fuerza y sustancia

He probado que la fuerza no debe ser calculada como resultante de la velocidad y el tamaño, sino mediante el efecto futuro. Sin embargo, parecería que la fuerza o el poder es algo ya real, mientras que el efecto futuro no lo es. De donde se deduce que debemos admitir en los cuerpos algo diferente del tamaño y la velocidad, a menos que queramos negarles todo poder de actuar.

En cuanto al movimiento, lo que es real en él es la fuerza o poder, es decir, lo que hay en el estado presente que acarrea consigo un cambio para el futuro. El resto se reduce a fenómenos y relaciones.

Antiatomismo

Hay otros inconvenientes respecto de los átomos. Por ejemplo, no pueden obedecer a las leyes del movimiento, y la fuerza de dos átomos iguales, que chocaran directamente con velocidades iguales, tendría que perderse; pues parece que sólo la elasticidad hace rebotar a los cuerpos.

La materia, según mi hipótesis, sería divisible en todas sus partes y más o menos fácilmente, con una variación imperceptible al pasar de un lugar a otro lugar vecino; mientras que según el sistema de los átomos, saltamos de un extremo a otro, y de una incohesión perfecta, en el lugar de contacto, pasamos a una dureza infinita en todos los demás lugares. Saltos éstos que carecen de ejemplo en la naturaleza.

Leibniz. Escritos filosóficos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (2)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje