irichc     Fecha  6/08/2003 05:17 
Host: nscbvia1.rs1.nuria.telefonica-data.net    IP: 217.124.8.27    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Liber de causis. La virtud de la causa primera.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
I.

1. Toda causa primera influye más sobre su causado que la causa universal segunda.

2. En consecuencia, cuando la causa universal segunda aparta su virtud de una cosa, la causa universal primera no retira de ella su virtud.

3. Y es así porque la causa universal primera actúa sobre el causado de la causa segunda antes de que actúe sobre él la causa universal segunda, que la sigue.

4. Por consiguiente, cuando la causa segunda, que sigue, actúa el causado, no excluye de él la acción de la causa primera que es superior a la misma.

5. Y, cuando la causa segunda, se separa del causado, que la sigue, no se separa de él la primera, que es superior a la misma, ya que es causa de él.

6. Y, por nuestra parte, lo ejemplificamos por un análisis del ser, del viviente y del hombre.

7. Es así ya que, en primer lugar, importa que una cosa sea ser, después viviente, y luego hombre.

8. En consecuencia, viviente es la causa próxima del hombre; y el ser su causa remota.

9. Luego, el ser es más fuertemente causa del hombe que el viviente, ya que es la causa del viviente, que lo es del hombre.

10. Y lo mismo ocurre cuando consideras la racionalidad como causa del hombre: el ser es más fuertemente causa del hombre que la racionalidad, ya que es causa de su causa.

11. Y el significado de lo que decimos es que, cuando apartas del hombre la virtud racional, no permanece el hombre, sino que permanece el viviente, el que respira, el que siente. Y cuando apartas de él el viviente, ya no permanece el viviente, sino que permanece el ser, porque no es el ser lo que se aparta de él, sino el viviente; dado que la causa no se aparta con la separación de su causado, permanece en consecuencia el hombre como ser. Así pues, cuando el individuo no es hombre, es animal; y si no es animal, tan sólo es ser.

12. En consecuencia, ya ha quedado manifiesto y claro que la causa primera remota es más comprehensiva y más fuertemente causa de la cosa que la causa próxima.

13. Y por eso su operación se realiza con una más fuerte adherencia a la cosa que la operación de la causa próxima. Y ello, ciertamente, no se realiza según eso, sino porque la cosa, en primer lugar, no padece sino por su virtud lejana; y, en segundo lugar, padece por la virtud que está bajo la primera.

14. Y la causa primera ayuda a la causa segunda en su operación, porque toda operación que ejecuta la causa segunda también la ejecuta la causa primera; con todo, la ejecuta por otro modo, más elevado y sublime.

15. Y, cuando la causa segunda se aparta de su causado, no se aparta de él la causa primera, ya que la causa primera es de una adherencia mayor y más fuerte con la cosa que la causa próxima.

16. Y no se fija el causado de la causa segunda sino por la virtud de la causa primera.

17. Es así porque, cuando la causa segunda produce una cosa, la causa primera, que es superior a ella, influye por propia virtud sobre aquella cosa; y por eso se adhiere a ella con más fuerte adherencia y la conserva.

18. En consecuencia, ya queda manifiesto y claro que la causa remota es causa de una cosa más intensamente que la causa próxima, que la sigue, y que la misma infunde su virtud sobre ella, la conserva, y no se separa de ella por la separación de la causa próxima, más bien permanece en ella y se adhiere a ella con una adherencia más intensa, tal como lo hemos mostrado y expuesto.

II.

19. Todo ser superior, o es superior a la eternidad y anterior a la misma, o es con la eternidad, o es posterior a la eternidad y superior al tiempo.

20. El ser que es anterior a la eternidad es la causa primera, ya que es su causa.

21. Pero el ser que es con la eternidad es la inteligencia, ya que es un segundo ser, de acuerdo con la única y misma disposición, de ahí que no padece ni se destruye.

22. El ser que es posterior a la eternidad y superior al tiempo es el alma, ya que está en el horizonte inferior de la eternidad y es superior al tiempo.

23. Y la prueba de que la causa primera sea superior a la eternidad misma, es que en ella el ser es adquirido.

24. Afirmo que toda eternidad es ser, pero no todo ser es eternidad. En consecuencia, el ser es más común que la eternidad. Y la causa primera es superior a la eternidad porque la eternidad es su causado.

25. Y la inteligencia se adecua o iguala con la eternidad porque se extiende con ella; y no se altera ni se destruye.

26. Y el alma se vincula con la eternidad inferior, ya que es más susceptible de impresión que la inteligencia; y es superior al tiempo ya que es causa del tiempo.

Liber de causis (anónimo medieval).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje