irichc     Fecha  17/06/2002 16:39 
Host: alashan1.menta.net    IP: 212.78.133.205    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Plotino y la necesidad del mal   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
La necesidad del mal

En la cuestión de necesidad del mal, puede responderse también así. Puesto que el bien no existe solo, hay necesariamente en la serie de las cosas que salen de él, o si se quiere, que descienden o se apartan de él un ultimo termino después del cual ya no puede ser producido nada mas. Este termino es el mal. Hay necesariamente alguna cosa después del primero; por tanto hay un termino ultimo. Este termino es la materia que ya no tiene ninguna parte de bien. Tal es la necesidad del mal.
El principio no es todas las cosas, sino que todas las cosas proceden de él. No es todas las cosas; no es ninguna de ellas a fin de poder producirlas todas. No es una multiplicidad, porque el generador es siempre mas simple que lo generado. Si ha producido la inteligencia debe ser mas simple que ella. Suponiendo que el uno sea todas las cosas; si es anterior a ellas, será diferente de ellas; si es simultaneo a ellas no será su principio. Y es necesario que sea principio, y por consiguiente que sea anterior a todas las cosas a fin de que todas vengan después de el. Y (por otra parte) si es cada cosa una a una, cualquier cosa será idéntica a cualquier cosa, todo se confundirá, no habrá ninguna distinción. Por tanto el uno no es ninguno de los seres, sino que es anterior a todos los seres. Así pues ¿que es? la potencia es todo. Si no es, nada existe, ni los seres, ni la inteligencia, ni la vida primera ni ninguna otra. Siendo la causa de la vida esta por encima de la vida. La actividad de la vida, que es todo, no es primera, sino que mana de él como de una fuente. Imaginad una fuente que no tiene origen; da su agua a todos los ríos, pero no se agota por ello, pero permanece tranquila [en el mismo nivel]. Los ríos salidos de ella confunden al principio sus aguas, antes de que cada uno tome su curso particular, pero ya cada uno sabe a donde lo arrastrara su fluir. Imaginad también la vida de un árbol inmenso. La vida circula a través del árbol entero, pero el principio de la vida permanece inmóvil, no se dispersa por todo el árbol sino que tiene su asiento en la raíz. Este principio proporciona a la planta la vida en sus manifestaciones múltiples. Y el permanece inmóvil. No es múltiple y es el principio de la multiplicidad. No hay en ello nada asombroso[...] El principio no se reparte en el universo. Si se repartiese, el universo perecería y no renacería mas si su principio no permaneciese en si mismo y diferente [de él].

Plotino. La procesión de los seres.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (1)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje