irichc     Fecha  13/09/2003 05:27 
Host: dom12-113.menta.net    IP: 62.57.115.113    Sistema: Windows XP


Volver al foro Responder Wittgenstein. Aforismos sobre cultura y valor.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
Traducidos del inglés (los defectos de estilo, pues, achacádmelos a mí).

* * *

1.929

Sigue pareciéndome nueva mi propia manera de filosofar, y sigue golpeándome con gran frescura; por eso necesito repetirme las cosas tan a menudo. Puede que esto haya venido a ser como una segunda naturaleza para una nueva generación, para la que las repeticiones serían aburridas. Yo las encuentro necesarias.

¡Qué bueno que no me dejo influenciar por los demás!

Es difícil decirle a un hombre corto de vista cómo llegar a algún sitio. Porque no puedes decirle: "Mira a ese campanario a diez millas y ve en esa dirección".

No hay ninguna denominación religiosa en la que el mal uso de expresiones metafísicas haya sido responsable de tanto pecado como en las matemáticas.

La mirada humana tiene el poder de conferir valor a las cosas; pero también hace que éstas cuesten más.

Con mi mochila filosófica repleta sólo puedo subir lentamente por la montaña de las matemáticas.

Nadie puede pensar algo por mí en el mismo sentido que nadie puede quitarse el sombrero por mí.

Mi ideal es una cierta frialdad. Un templo proveyendo un marco para las pasiones sin entrometerse en ellas.

Cuando pensamos en el futuro del mundo, siempre nos referimos al destino al que llegará si aquél sigue yendo en la dirección en la que lo vemos ir ahora; no se nos ocurre que el camino no es una linea recta sino una curva, cambiando constantemente de dirección.

No puedes conducir a tu prójimo hacia lo bueno; sólo puedes conducirles a un lugar u otro. Lo bueno reside fuera del espacio de los hechos.

* * *

1.930

Hace poco le dije a Arvid, después de haber visto con él en el cine una película muy antigua: Una película moderna es a una vieja lo que un motor de coche de hoy es a uno construido 25 años atrás. La impresión que nos hace es tan ridícula y desmañada que podría decirse que el modo en el que la producción de películas ha evolucionado es comparable al tipo de mejoras técnicas que observamos en los coches. Tal cosa no encuentra parangón en la mejora -si puede llamársele así- de un estilo artístico. También tiene que darse algo muy similar con la danza moderna. Una ópera de jazz, como una película, debe ser algo que pueda ser mejorado. Lo que distingue a todos estos desarrollos de la formación de un verdadero ESTILO es que el espíritu no juega ningún papel en ellos.

Una vez dije, quizá con acierto: La cultura anterior se convertirá en un montón de basura y, finalmente, en un montón de cenizas, pero el espíritu planeará sobre las cenizas.

Hoy en día la diferencia entre un buen arquitecto y uno mediocre reside en que el arquitecto mediocre sucumbe a cada tentación y el bueno las resiste.

Si alguien llegara a pensar que ha resuelto el problema de la vida y se sintiera como diciéndose a sí mismo que ahora todo es bastante sencillo, podría ver que se equivoca recordando que hubo un tiempo en el que esta "solución" no había sido descubierta; pero también debe haber sido posible vivir en aquel entonces y la solución que ahora se ha encontrado aparece como fortuita en relación a cómo las cosas eran en aquel tiempo. Pasa lo mismo en el estudio de la lógica. Si hubiera una solución a los problemas de la lógica (filosofía) sólo tendríamos que advertirnos a nosotros mismos de que hubo un tiempo en el que no habían sido descubiertas (e incluso en ese tiempo la gente debe haber sabido cómo vivir y pensar).

Cada una de las oraciones que escribo está intentando abarcar la totalidad, esto es, la misma cosa una y otra vez; eso a pesar de que simplemente son puntos de vista de un objeto observado desde distintos ángulos.

Podría decir: si el lugar al que quiero llegar sólo pudiera ser alcanzado mediante una escalera, desistiría en mi intento de acceder allí. El lugar al que he de llegar es uno en el que ya he de estar ahora. Todo lo que pueda conseguir subiendo por una escalera no me interesa.

Es una gran tentación intentar hacer explícito el espíritu.

Cuando chocas contra los límites de tu propia honestidad sucede como si tus pensamientos entraran en un torbellino, un infinito regreso: Puedes decir lo que quieras, eso no te lleva más allá.

Si alguien está meramente avanzado a su tiempo, éste le atrapará algún día.

1.931

En este mundo (el mío) no hay tragedia, ni se da la infinita variedad de circunstancias que dan lugar a la tragedia (como su resultado). Es como si todo fuera soluble en el éter del mundo, no hay superficies ásperas. Lo que esto significa es que la aspereza y el conflicto no se convierten en algo espléndido, sino en un defecto. El conflicto es disipado de una manera muy similar a la de la tensión de un muelle cuando deshaces su mecanismo (o lo disuelves en ácido nítrico). Esta disolución elimina todas las tensiones.

El límite del lenguaje es mostrado por su imposibilidad de describir el hecho que corresponde a (es la traducción de) una oración, sin simplemente repetir la oración. (Esto tiene que ver con la solución kantiana de los problemas de la filosofía).

Por cierto, la vieja idea -extraída de los (grandes) filósofos occidentales- era que había dos tipos de problemas en sentido científico: problemas esenciales, grandes, universales, y problemas inesenciales, accidentales. De acuerdo con nuestra concepción, por el contrario, no se puede hablar en ciencia de un gran problema o de un problema esencial.

El talento es la fuente de la que mana constantemente agua fresca. Pero esa fuente pierde su valor si no es usada del modo correcto.

Las flores o los animales que la gente encuentra feos siempre les golpean como artefactos. Dicen de ellos "se parece a...". Esto ilumina el significado de las palabras "feo" y "bonito".

Es humillante tener que aparecer como un tubo vacío que es inflado sólo por la mente.

Estamos luchando con el lenguaje. Estamos comprometidos en una lucha con el lenguaje.

Leyendo los diálogos socráticos uno piensa: ¡qué pérdida de tiempo tan espantosa!. ¿A qué vienen esos argumentos que no prueban ni clarifican nada?.

La gente dice una y otra vez que la filosofía no progresa realmente, que seguimos ocupándonos de los mismos problemas filosóficos de los que se ocupaban los griegos. Pero los que dicen eso no entienden por qué ha de ser así. Es porque nuestro lenguaje ha permanecido igual y sigue seduciéndonos a hacernos las mismas preguntas. Mientras continúe habiendo un verbo "ser" que aparezca como si funcionara del mismo modo que "comer" y "beber", mientras sigamos teniendo los adjetivos "idéntico", "verdadero", "falso", "posible", mientras continuemos hablando de un flujo de tiempo, de una expansión del espacio, etc. etc. la gente seguirá tropezando con las mismas dificultades inquietantes y encontrándose observando algo sin tener una explicación que parezca capaz de resolverlo. Y es más, esto satisface una perduración de lo trascendente, ya que tan pronto como la gente crea que puede divisar los "límites del conocimiento humano", va a creer que, por supuesto, puede ver más allá de ellos.

Leo: "... los filósofos no están más próximos al significado de 'realidad' de lo que Platón lo estuvo,..". Qué situación tan extraña. ¡Qué extraordinario que Platón pudiera haber llegado tan lejos como lo hizo! ¡O que nosotros no podamos avanzar más! ¿Eso es porque Platón fue tan ASOMBROSAMENTE inteligente?.

Kleist escribió en alguna parte que de lo que el poeta sería capaz de hacer sobre todo sería transmitir los pensamientos por ellos mismos y sin palabras. (Qué confesión tan extraña).

Tal vez lo inexpresable (lo que encuentro misterioso y no soy capaz de expresar) sea el trasfondo sobre el que toma su significado todo lo que soy capaz de expresar.

Trabajar en filosofía -al igual que trabajar en arquitectura en muchos aspectos- es más bien algo parecido a trabajar en uno mismo. En tu propia interpretación. En tu propia forma de ver las cosas. (Y lo que uno espera de ellas).

Los filósofos se comportan a veces como niños que escriben algunos garabatos al azar en una hoja de papel y luego preguntan al adulto "¿Qué es esto?" - Sucede de este modo: el adulto ha hecho dibujos para el niño varias veces diciendo "esto es un hombre", "esto es una casa", etc. Y a continuación el niño hace otro dibujo y pregunta: ¿qué es ESTO entonces?.

Un profesor de filosofía actual no escoge el alimento para su pupilo con el ánimo de elogiar su gusto, sino con el ánimo de cambiarlo.

Yo no puedo ser más que un espejo, en el que el lector pueda ver su propio pensamiento con todas sus deformidades de modo que, así ayudado, sea capaz de enderezarlas.

Lo que Copérnico y Darwin consiguieron no fue tanto el descubrimiento de una teoría verdadera como el de un nuevo y fértil punto de vista.

Una confesión ha de ser parte de tu nueva vida.

Un retrato de un manzano en su totalidad, por fiel que sea, tiene en cierto sentido mucho menos de árbol que una pequeña margarita (...).

El placer que siento en mis pensamientos es el placer en mi propia, extraña vida. Es la felicidad por vivir?.

1.932

Los filósofos que dicen: “después de la muerte entramos en un estado atemporal”, o: “al tiempo de la muerte comienza un estado atemporal”, y no reparan en que han usado las palabras “después” y “al tiempo de” y “comienza” en un sentido temporal, y que la temporalidad está incrustada en su gramática.

Circa 1.932-1.934

Recuerda la impresión que uno obtiene de la buena arquitectura, la que expresa un pensamiento. Nos hace querer contestar con un gesto.

¡No juegues con lo que reposa en el fondo de otra persona!

1.933

Si digo que A tiene unos ojos bonitos alguien podría preguntarme: qué encuentras bonito en sus ojos, y quizá yo le contestaría: la forma almendrada, las largas pestañas, los párpados delicados. ¿Qué tienen en común esos ojos con una iglesia gótica que también encuentro bonita? ¿Deberían hacerme una impresión similar? ¿Qué pasaría si dijera que en ambos casos mi mano se siente tentada a dibujarlos? Esta sería en cualquier caso una DEFINICIÓN APROXIMADA de lo bonito.


1.933-1.934

Si haces trampas en lógica, ¿a quién puedes estar engañando más que a ti mismo?

1.937

El edificio de tu orgullo ha de ser desmantelado. Y esa es una tarea terriblemente difícil.

Los horrores del infierno pueden ser experimentados en un sólo día: es un montón de tiempo.

La gran “pureza” de los objetos que no afectan a los sentidos, los números por ejemplo.

“Sí, así es”, dices, “¡porque DEBE ser así!” (Schopenhauer: la verdadera esperanza de vida del hombre es de 100 años). “¡Por supuesto, DEBE ser así!”. Eso sucede tan pronto como has entendido el PROPÓSITO del creador. Has comprendido el SISTEMA. No preguntas “¿Pero cuánto viven los hombres de hecho?”, porque ahora se te presenta como un asunto superficial; mientras que tú has entendido algo más profundo.

La única manera de preservar nuestras aserciones de la distorsión –o evitar la vacuidad en nuestras aserciones, es tener una visión clara en nuestro pensamiento de cuál ES el ideal, por ejemplo un objeto de comparación –como podría serlo un metro- en vez de hacer un prejuicio de él al que todo DEBE conformarse. En este sentido se produce el dogmatismo en el que la filosofía fácilmente degenera.

Creo que es importante en el filosofar ir cambiando mi postura, no estar demasiado tiempo sobre UNA pierna, a fin de no agarrotarme. Como alguien que en una larga ascensión a una colina que camine marcha atrás durante un rato para reanimarse y estirar músculos diferentes.

El efecto de hacer pensar a los hombres según dogmas, tal vez en la forma de ciertas proposiciones gráficas, sería muy peculiar: No pienso en esos dogmas como determinantes de las opiniones de los hombres, sino más bien como controlando totalmente la EXPRESIÓN de todas las opiniones. La gente viviría bajo una tiranía absoluta, palpable, sin ser capaces de decir que no eran libres. Creo que la Iglesia Católica procede de manera similar. El dogma es expresado en la forma de una aserción, y es irrefutable, pero al mismo tiempo cualquier opinión práctica PUEDE ser hecha para armonizar con él; siendo más fácilmente admisible en unos casos que en otros. No es una PARED poniendo límites a lo que puede ser creido, pero sí se parece a un freno, el cual cumple prácticamente el mismo propósito; es casi como si alguien te atara un peso a los pies para restringir tu libertad de movimientos. Así es como el dogma deviene irrefutable y más allá del alcance de cualquier ataque.

(...) Las reglas de la vida se configuran en retratos. Y esos retratos pueden sólo servirnos para DESCRIBIR lo que vamos a hacer, no para JUSTIFICARLO. Porque sólo podrían proveer una justificación si conllevaran el bien en otros aspectos. Puedo decir: “Agradece a estas abejas su miel, como si se tratara de gente amable que la ha preparado para ti”; eso es INTELIGIBLE y describe cómo me gustaría que te comportaras. Pero no puedo decir: “Dales las gracias porque ¡mira qué simpáticas que son!” – cuando a continuación pueden picarte.

La religión dice: ¡Haz esto! – ¡Piensa así! – pero no puede justificarlo y aunque lo intente alguna vez, resulta repelente; porque por cada razón que te ofrece existe una contraargumentación válida. Es más convincente decir: “Piensa así! por extraño que pueda parecerte”. O: “¿No lo harías? – por repugnante que lo encuentres”.

Nadie puede decir verdaderamente de sí mismo que es sucio. Porque, si soy yo quien lo dice, aunque pueda ser verdad en algún sentido, no es verdad en el sentido en que mi ego puede ser afectado: de otro modo tendría que volverme loco o bien cambiar.

No puedes escribir nada sobre ti mismo que sea más verdadero que tú. Esa es la diferencia entre escribir sobre ti mismo y escribir sobre objetos externos. Escribes sobre ti desde tu propia altura. No descansas en zancos o en una escalera, sino en tus pies desnudos.

1.938

La idea de Freud: En la locura el cerrojo no es destruido, sólo alterado; la vieja llave no puede ya abrirlo, pero puede ser abierto por una llave construida de otro modo.

Nada es tan difícil como no decepcionarse a uno mismo.

En filosofía el vencedor de la carrera es el que puede correr más despacio. O: el que llega el último.

1.939

En cierto sentido, psicoanalizarse es como comer del árbol de la ciencia. El conocimiento adquirido nos proporciona problemas éticos nuevos; pero no aporta nada para su solución.

1.939-1.940

No hay más luz en un genio que en cualquier otro hombre honesto – pero aquél tiene un tipo de lentes tales que le permiten concentrar esa luz en un mismo punto candente.

Descansar en los laureles es tan peligroso como descansar cuando estás caminando en la nieve. Te adormeces y mueres en el sueño.

Monto en la vida como un mal jinete en un caballo. Sólo gracias al buen temperamento del caballo no soy arrojado al suelo en este mismo momento.

Creo que mi originalidad (si es que es esta la palabra adecuada) es más una originalidad perteneciente al suelo que a la semilla. (Tal vez yo no tenga semilla propia). Planta una semilla en mi suelo y crecerá de manera distinta a como lo habría hecho en cualquier otro suelo.

La gente hoy en día cree que los científicos existen para instruirles, y los poetas, músicos, etc. para darles placer. No se les ocurre la idea de que éstos también tienen algo que enseñarles.

1.940

Lo que resulta insidioso en el razonamiento causal es que nos lleva a decir: “Por supuesto, ha tenido que suceder así”. Cuando tendríamos que pensar: podría haber sucedido ASÍ – y también de otras tantas maneras distintas.

A lo que yo me opongo es al concepto de cierta exactitud ideal que nos sea dada como a priori. En épocas distintas hemos tenido distintos ideales de exactitud; y ninguno de ellos es supremo.

Uno de los métodos más importantes que utilizo es imaginar un desarrollo histórico para nuestras ideas diferente del que efectivamente se ha dado. De este modo vemos los problemas desde un ángulo completamente nuevo.

Podría decirse: “El genio es talento ejercido con coraje”.

A veces una expresión ha de ser retirada del lenguaje y enviada a depurarse, - entonces pude ser puesta en circulación de nuevo.

¡Qué difícil es ver lo que está JUSTO DELANTE DE MIS OJOS!

1.941

Mi estilo es como una mala composición musical.

Nuestras mayores estupideces pueden ser muy sabias.

Qué actitud tan curiosa tienen los científicos -: “Aún no lo sabemos; pero es cognoscible y es sólo cuestión de tiempo antes de que consigamos saberlo!”. Como si eso se diera por supuesto. -

¡No tomes los ejemplos de los demás como guía, sino a la naturaleza!

1.942

El matemático (Pascal) que admira la belleza de un teorema en la teoría de los números; es como si estuviera admirando un bello fenómeno natural. Son maravillosas, dice, las propiedades de los números. Es como si estuviera admirando las regularidades en una especie de cristal.

Un hombre puede estar ENCARCELADO en una habitación con una puerta que no está cerrada con llave y que se abre hacia dentro mientras no se le ocurra que debe TIRAR de ella antes que empujarla.

Si el blanco se torna negro algunos dirán “Esencialmente sigue siendo el mismo”. Y otros, si el color viene a ser un grado más oscuro, dirán “Ha cambiado COMPLETAMENTE”.

1.944

Paz en el pensamiento. Eso busca el que filosofa.

¿Por qué no podemos usar las palabras en sentidos que entren en conflicto con su uso original?. No lo hace Freud, por ejemplo, al llamar a un sueño de ansiedad “sueño de satisfacción de un deseo”? ¿Dónde está la diferencia? En una perspectiva científica el nuevo uso es justificado por una TEORÍA. Y si esa teoría es falsa, el nuevo uso ha de ser abandonado. Pero en la filosofía el uso acuñado no descansa en creencias falsas o verdaderas sobre procesos naturales. Ningún hecho la justifica. Nada puede darle soporte.

Un filósofo es un hombre que ha de curarse diversas enfermedades del intelecto antes de poder llegar a las nociones del sentido común.

Si en la vida estamos rodeados por la muerte, del mismo modo en la salud de nuestro intelecto estamos rodeados por la locura.

Si hay algo en la teoría de Freud sobre la interpretación de los sueños, es que muestra qué COMPLICADO llega a ser el modo en que la mente humana representa los hechos en imágenes. Tan complicado, tan irregular es el modo en que son representados que DIFÍCILMENTE podríamos seguirle llamando representación.

Circa 1.944

Será revolucionario el hombre que logre revolucionarse a sí mismo.

¡Vamos, cree! No hace ningún daño.

No hay tormento mayor al que un solo hombre puede experimentar.

Circa 1.945

Las palabras son actos.

Es inútil estar furioso, incluso contra Hitler; y cuánto más contra Dios.

Wittgenstein. Aforismos sobre cultura y valor.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje