JUAN JOSÉ ALVA VALVERDE.    juanjalva@gmail.com Fecha  4/08/2016 06:28 
Host: 201.230.24.106    IP: 201.230.24.106    Sistema: Windows NT


Volver al foro Responder Re: Nuestra Fiesta Patronal.   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
CONFESIONES DE UN EX RUMIÑAHUI.

Siempre que escucho aquella melodía me estremezco hasta la emoción, y es que las notas musicales del Arpa, el Violín, el Saxofón y la Trompeta con sordina, interpretando la coreografía de la fiesta patronal de Chiquián en honor a Santa Rosa de Lima, te sacuden hasta el alma, te transportan al pasado; instintivamente relacionas tus raíces, tus ancestros y tu niñez, cuando al cuidado amoroso de tus padres y el compartir diario con tus queridos hermanos, el agüita de cedrón o de menta con el que remojabas la machca-(trigo o cebada tostada y molida convertida en harina)- era un manjar; recuerdas que en la pubertad en la confusión de tus aprenderes, y en el transcurrir de tu desarrollo sicofísico te das cuenta que es posible querer a una persona ajena a tu entorno familiar, querer con un sentimiento distinto, con un sentimiento de varón, recuerdas que una persona muy especial hizo latir tu corazón por circunstancias agradables y especiales, cuando sentiste ese algo que te perturbaba la mente y que su rostro y figura se habían grabado como en mármol en tu mente, en tu corazón, pensabas en ella y anhelabas el momento de respirar su aliento, contemplar sus ojos, acariciar su cabello y besar sus labios, recuerdas los caminitos andados al lado de ella, hacia Tulpajapana, hacia Usgor, hacia Muchcash, o por la Cincurvalación, cuando los Eucaliptos de todas esas hermosas campiñas nos saludaban, nos aprobaban, produciendo con su ramaje un viento aromado; el tibio sol de una eterna primavera calentaba aun más, el calor de la pasión de ambos, por lo que nos envolvíamos en besos amorosos, apasionados, con juramentos de amor eterno, hasta la vida, hasta la muerte y mucho después de la muerte; y es que es así, cuando el amor es verdadero, ello trasciende hasta el infinito; por amor se procrea a los hijos y ellos a los suyos, entonces, el inicio de dos Palomitas, ella de hura barrio y el otro de Jana barrio, oropuquino, no tendrá límite ni final; en las venas de los descendientes circularán la sangre de los dos.

Aquella melodía, nos empuja a buscar nuestro origen, a buscar a nuestros amigos de infancia, a los compañeros del aula de nuestra escuelita de primaria o a los condiscípulos de secundaria, por ello acudimos ansiosos a los festivales y festividades que organizan nuestros coterráneos, para abrazarnos y compartir instantes agradables; así mismo la añoranza por nuestro terruño, por nuestra cuna natural, nos empuja y oportunamente en el mes de Agosto, a viajar al Espejito del cielo, y llenarlos de él; llenarnos de su aire, con olor a leña ardiendo en el fogón, a pancito caliente del horno de doña Julianita, elaborada por el mejor panificador don Alejandro Rivera, a saborear un plato de Pegán caldo-(Caldo de Cabeza), en las vivanderas del mercado de Abastos, saborear los exquisitos tamales del señor Sancarranco, los quesos deliciosos de Villalta, Aquia o Pampam, el Jamón elaborado por don Camilo Cerna, la Pachamanca preparada por la estimada Mayi-(María Rivera), los cuyes al fogón preparados por la tía Jesusa Calderón, los chicharrones calientes y bien preparados en perol de cobre, las Truchas, el chancho asado, el caldo de fiesta, el jaca rogro, las humitas dulces y saladas, las rosquitas bañadas, la chicha de jora, de maní o la blanquita de maíz; saborear golosamente como antaño, el shuplac, el muchqui, o el capulí; de regreso a casa donde los hijos esperan acá en Lima, traer para ellos todo lo mencionado; retornar hasta el próximo año con el corazón y el alma en paz, después de habernos llenado de nuestro Chiquián querido, y después de haberle rezado postrado ante Santa Rosita, mirándole a los ojos y suplicándole nos lleve a nuestra querida tierra, cuantas veces sea posible.

En la festividad en honor a Santa Rosa el año 2007 acá en Lima, en el local del Club Chiquián, en la procesión, tuve la impresión de que nuestra santita estaba triste y pálida, circunstancia que me apenó y que motivó ofrecerme bailar de Rumiñahui para el año 2008; nos preparamos bien, metí al ruedo a mi cuñado Rolando Suárez quien bailó de Inca, llegado el momento en agradable compañía de entusiastas funcionarios como el estimado José Aldave Yabar, adoramos en comparsa a nuestra amada Santa; hoy a la distancia del tiempo, después de un año, siento haber cumplido con ella y con mi deseo de servirla; lo hice anteriormente como acompañante del Capitán del año 1998 el estimado Raúl Santiago-(Lapu)- en la festividad de Chiquián; mientras tenga vida y voluntad la seguiré sirviendo; estoy seguro que la melodía que las notas musicales del Arpa, el Violín, el Saxofón y la Trompeta con sordina, interpretando la coreografía de la fiesta patronal de Chiquián en honor a Santa Rosa de Lima, me estremecerán siempre, como un llamado de mi terruño; de mi Chiquián querido, Espejito del Cielo.

Gratamente: Juan José Alva Valverde- Pepe Alva.
[email protected]
Lima, 19 de Agosto del 2009.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (0)
 
  • Nuestra Fiesta Patronal. - Felix Roberto Alva Ibarra. - 1/08/2016 17:19
    • » Re: Nuestra Fiesta Patronal. « - JUAN JOSÉ ALVA VALVERDE. - 4/08/2016 06:28


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje