Erda     Fecha  23/07/2002 21:52 
Host: 62.117.128.89    IP: 62.117.128.89    Sistema: Windows 98


Volver al foro Responder Algunos mitos urbanos y otros cuentos no tan legendarios   Admin: Borrar 	mensaje
 
Mensaje
A saber:

- El señor Laden, cuya lagartijicidad ha servido hasta para ponerle mote a los billetes de 500euros.

- El señor Adolfo, que compró todas las papeletas de la rifa al mayor Innombrable, y se llevó no sólo esa, sino todas las posteriores, y algunas futuras que podrán haber, estas ya de índole económica, faltaría más.

- El señor Bell, que en lugar ser de inventor, simplemente pasó por allí el día que le vencía a otro señor inmigrante, cuyo nombre no nos han hecho aprender los libros de historia, los derechos de patente de uno de los instrumentos más molestos y útiles que ha conseguido parir la humanidad.

- Los yankis, salvadores de la humanidad y defensores autoimpuestos de la democracia... cuando resulta que acaban de aprobar en algunos de sus estados que no puede condenarse a muerte a una persona que padece deficiencia mental por los crímenes cometidos.


- que el Linux tiene algo que hacer frente al emporio económico y mediático de...


- El señor Hussein, al que el doblador al inglés durante una de las pasadas guerras, atribuía, en un arranque de sobreinterpretación, cierto tono bien conocido por los oídos de todos los demócratas actuales, y que ya nombré más arriba.

- Los programas antivirus.

- Los reality show que inundan los medios (os juro que hay gente que cree de verdad que se puede hipnotizar con un clicks, que hay parejas que prefieren confesarse sus infamias ante las cámaras televisivas, que los grandes hermanos y las operaciones triunfos esos son realmente concursos, que lo que dice un telediario es palabra divina, y que ciertas emisoras de radio programan la música que le gusta a la gente y no al revés).

- El milagro americano de Wall Street, que no es más que burda ingeniería financiera creativa, y si no, que le pregunten a cualquier currito pequeñoempresario cómo demonios se ajusta el balance, según lo tengan que llevar al banco, al asesor, o a hacienda. Esto, realmente, a lo que me recuerda es a un globo de esos de los niños: conforme soplas se va haciendo mú grande, mú grande, pero ni se te ocurra pincharlo, que te explotará en la cara.

- que se pueden mantener indefinidamente cuentas de correo y espacios web gratuitos gracias al samaritanismo de los server ¡ja!

...

Ya seguiremos con la lista.

De todos modos ¡engorda ella sola!                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
 

Respuestas (2)
 


Volver Responder
 
Nombre
E-Mail
Asunto
Web
Enlace a una
imagen

Mensaje